UN LEGADO DE INNOVACIÓN Embraer apuesta por potenciar las experiencias de cliente

En solo ocho años, la empresa brasileña Embraer ha pasado de ser un recién llegado en el mercado de los jets privados a convertirse en uno de los actores dominantes del sector aeroespacial. Cuando preguntan a los ejecutivos de Embraer cómo han logrado tanto en tan poco tiempo, todos contestan lo mismo: innovación.

Durante los ocho años desde que Embraer comenzó a fabricar jets privados, la empresa ha protagonizado una continua progresión en la mejora de sus productos hasta convertirse en una de las empresas aeroespaciales más innovadoras del mundo.

En 2008, el Phenom 100 fue el primer diseño de Embraer en la categoría de jets privados de gama de entrada. Desarrollado en paralelo y con un tamaño algo mayor, el Phenom 300 entró en servicio en 2009 con algunas innovaciones: un compartimiento de equipaje más amplio, las ventanillas más grandes y la presurización de cabina más baja de su clase.

«El Phenom 100 revolucionó el segmento de la gama de entrada estableciendo nuevos estándares de comodidad, rendimiento y costes de funcionamiento, y el Phenom 300 fue igual de innovador», afirma Marco Tulio Pellegrini, presidente y consejero delegado de Embraer Executive Jets.

«Embraer ha formado uno de los mejores equipos de diseño de aviones del sector. Tienen fama de trabajar bien, de escuchar a los clientes y de aprender de los errores, los suyos y los de los demás».

RON EPSTEIN ingeniero aeroespacial de formación y analista sénior del sector aeroespacial y de defensa del America Merrill Lynch.

Los compradores tomaron nota. Al cabo de dos años de entrar en servicio, el Phenom 100 ya era el jet privado con mayor demanda del mercado. Entre 2013 y 2015, el Phenom 300 le arrebató el puesto.
El Phenom 300 se hizo con el 54 % del mercado en la categoría de jets ligeros de Embraer, un gran logro frente a rivales más grandes y consolidados.

CULTURA DE LA INNOVACIÓN

Cuando preguntan a los ejecutivos de Embraer cómo lograron semejante éxito, todos contestan lo mismo: innovación. «La cultura de la innovación en Embraer se ha basado siempre en la necesidad de ser competitivos a nivel internacional, sin la red de seguridad de un gran mercado interior ni de un gobierno sobreprotector», afirma Antoine Gelain, director general de la empresa londinense de capital privado Paragon European Partners, y responsable del área de la industria aeroespacial en Candesic, una empresa de consultoría estratégica y de gestión con sede en Londres. «Esta cultura la siguen teniendo muy presente hoy en día y aún cobrará más protagonismo a medida que aumente la competencia».

Embraer comenzó a explorar el mercado de los jets privados en el 2000. Tras años de experiencia en ingeniería fabricando aviones para aerolíneas regionales, la compañía presentó el Legacy, un avión de «súper tamaño medio» construido sobre la misma plataforma que el Embraer Regional Jet (ERJ) 135. Los ingenieros cogieron el fuselaje del avión comercial de 37 pasajeros, le aumentaron la autonomía y ofrecieron a los pasajeros un compartimiento de equipajes cuyo tamaño superaba el de cualquier otro jet privado del momento.

«La cultura de la innovación en Embraer se ha basado siempre en la necesidad de ser competitivos a nivel internacional, sin la red de seguridad de un gran mercado interior ni de un gobierno sobreprotector».

ANTOINE GELAIN Director general de Paragon European Partners

Alentada por el éxito del Legacy y por la demanda cada vez mayor del mercado de jets privados, la empresa se empezó a especializar en este tipo de aviones en 2005.

«Embraer ha formado uno de los mejores equipos de diseño de aviones del sector», asevera Ron Epstein, ingeniero aeroespacial de formación y actualmente analista sénior del sector aeroespacial y de defensa del Bank of America Merrill Lynch. «Tienen fama de trabajar bien, de escuchar a los clientes y de aprender de los errores, los suyos y los de los demás».

INVERSIÓN TECNOLÓGICA

Los directivos de Embraer afirman que su legado de innovación es fruto de su firme compromiso por invertir continuamente en tecnología y de la modernización de sus procesos de diseño y fabricación.

«Embraer piensa estratégicamente en casi todo lo que hace, y eso es importante en un momento en el que se prima la creación de valor a corto plazo».

BYRON CALLAN Director de Capital Alpha Partners

Embraer sigue una hoja de ruta tecnológica a 15-20 años vista, que se renueva cada año. El plan estratégico se basa en los estudios de las unidades de negocio de Embraer en torno a las previsiones de demanda del producto, así como en pulsar directamente las opiniones de los clientes sobre cualquier detalle, desde la configuración de la cocina hasta la distancia entre los asientos. Esta hoja de ruta ayuda a la alta dirección a seleccionar los proyectos que aportan beneficios tangibles tanto a la compañía como a los clientes.

A partir de 2008, Embraer empezó a desarrollar desde cero el Legacy 450 y el Legacy 500, que adoptan la misma filosofía de diseño: cabinas más grandes, mayor velocidad, y mayor capacidad para los pasajeros y el transporte de carga, y todo ello a un precio inferior al de la competencia.

Por ejemplo, el Legacy 500 se comercializa como un avión de súper tamaño medio, pero el avión realmente compite contra jets privados más grandes que cuestan varios millones más, según explica Mauro Kern, director de operaciones y responsable de las áreas de ingeniería y tecnología.

En 2017, la empresa tiene previsto homologar un derivado del Phenom 100, el Phenom 100EV, que ofrecerá una capacidad operativa aún mayor pero manteniendo los bajos costes operativos y de mantenimiento del Phenom 100. Por ejemplo, según comenta Pellegrini, los nuevos motores garantizarán hasta un 15 % más de empuje, mejorando notablemente la autonomía del avión para que pueda llegar a algunos de los aeropuertos más inaccesibles del mundo.

UN MOTOR DE INGRESOS

En 2015, más del 40 % de la facturación de Embraer provino de las innovaciones implantadas desde 2010, revela Kern. Por ejemplo, el Legacy 450 estableció nuevos estándares para la comodidad de los pasajeros, la velocidad de crucero y la tecnología de sistemas en el segmento del súper tamaño medio de gama de entrada, según explica Fred George, jefe de pilotos de la revista Business & Commercial Aviation, que publica pruebas de nuevos modelos e informes de pilotaje detallados.

«Embraer piensa estratégicamente en casi todo lo que hace, y eso es importante en un momento en el que se prima la creación de valor a corto plazo», afirma Byron Callan, director de Capital Alpha Partners, una consultora estratégica estadounidense que presta servicios a instituciones financieras de todo el mundo.

LOS ASIENTOS, UNA PRIORIDAD

Uno de los mejores ejemplos del compromiso de Embraer a largo plazo con la innovación es su Engineering and Technology Center de Melbourne, en Florida, una inversión que asciende a 26 millones de dólares. La instalación, inaugurada en 2015, concentra el I+D del desarrollo de productos y de tecnología para todas las líneas de producto de la compañía: jets privados, aviación comercial y aviación militar.

Inicialmente, se centra en el diseño y montaje de interiores en prototipos rápidos.

«En la aviación comercial y de negocios, los interiores —asientos, insonorización, conectividad, circulación de aire— son un factor diferenciador clave», sostiene Kern.

Los asientos son un elemento muy importante, ya que los jets privados también se convierten en prácticas oficinas volantes. Para ofrecer los mejores asientos del mercado, en 2015 Embraer tomó dos medidas estratégicas: por un lado, adquirió Aero Seating Technologies, empresa californiana que fabrica algunos de los asientos de mayor calidad para aviones comerciales y privados; por otro, en lugar de externalizar el diseño y la producción, Embraer construyó su propia planta de producción de asientos cerca del Engineering and Technology Center. Conjuntamente, ambas inversiones garantizan que Embraer controle todo lo relacionado con el mobiliario porque, a fin de cuentas, es lo que más determina el confort de la cabina y el grado de satisfacción del cliente.

Los exigentes compradores de jets privados aprecian este compromiso con la innovación y la calidad. «Como principal proveedor de vuelos chárter de México, nuestros clientes esperan una experiencia de primera clase», apunta Pedro Corsi Amerlinck, consejero delegado de Across Aviation, empresa con sede en Emiratos Árabes Unidos y uno de los dos clientes iniciales del Phenom 100EV. «Con la incorporación de los Phenom 100EV a nuestra flota, nuestros clientes tienen garantizada esa experiencia». ◆

por Tony Velocci Ir arriba