UN MODELO DE PROYECTO UNIFICADO El sector de la construcción recurre a la nube para mejorar la eficiencia y la rentabilidad

El dinámico sector de la construcción presenta en todo el mundo una gran fragmentación, lo cual aumenta los riesgos, conduce a prácticas poco eficientes y afecta negativamente a la ejecución de los proyectos y a los intereses de las partes implicadas. Sin embargo, las herramientas colaborativas en la nube empiezan a reemplazar las prácticas tradicionales por nuevos modelos de negocio que permiten imaginar, diseñar y construir mejores edificios.

Desde el Construction Intelligence Center hasta PricewaterhouseCoopers, la mayoría de los analistas del sector coinciden en que la construcción está en fase alcista. Un informe patrocinado por PwC titulado Global Construction 2030 y publicado por Global Construction Perspectives con Oxford Economics, prevé para 2030 un crecimiento compuesto del 85 %, hasta alcanzar los 15,5 billones de dólares.

Según los expertos, la industria está tan fragmentada en tantos segmentos —arquitectos, ingenieros, constructoras y decenas de negocios grandes y pequeños—, que no está preparada para semejante nivel de expansión.

UN EMBROLLO LEGAL

Javier Glatt, cofundador y consejero delegado de CadMakers Virtual Construction, una empresa de tecnología de construcción integrada con sede en Vancouver, apunta que las razones de la fragmentación se reducen a una mera cuestión de responsabilidad legal. «Las causas de la fragmentación están vinculadas a los riesgos y responsabilidades, y a cómo se reparten estos por el sector», asevera.

A medida que los edificios se hacen más grandes y complejos, se necesitan conocimientos más especializados en cada etapa. Los subcontratistas no solo hacen un trabajo, sino que también asumen parte del riesgo. Glatt alude a un desajuste de incentivos entre las partes interesadas y los contratistas: unos trabajan para recortar costes y otros tratan de beneficiarse del incremento de las partidas presupuestarias.

Hasta el proceso de diseño está fragmentado, puesto que la responsabilidad de las estructuras, fachadas, visualización, análisis y sistemas de construcción muchas veces recae en contratistas distintos. La buena noticia, sin embargo, es que existe un gran margen de mejora.

«Automatizar los procesos y producir componentes prefabricados fuera de las instalaciones reduce el riesgo, los costes, el desaprovechamiento y los errores», señala. «Trabajar con un solo modelo 3D al que todos tienen acceso ayuda a eliminar muchos problemas que suelen deberse a la falta de comunicación entre los contratistas».

Si cada contratista produce su propio modelo y sus propios datos, la probabilidad de error y de falta de comunicación aumenta. Según Glatt, con un modelo de proyecto unificado, «los constructores comprenden su papel en el proyecto y sus interacciones con los contratistas. Así pueden centrarse en desarrollar sus competencias principales, en resolver problemas y en construir mejor».

AUMENTOS PORCENTUALES

Los estudios realizados por Dodge Data & Analytics, principal proveedor de datos, análisis, noticias e información del sector de la construcción en Norteamérica, refuerzan esta tesis. Según Donna Laquidara‑Carr, directora de Insights Research de la compañía, sus análisis de los datos de la industria AEC, a partir de un estudio elaborado en colaboración con el Lean Construction Institute, ponen de relieve que el 92 % de los «proyectos típicos» —los que adolecen de fragmentación— sufren demoras, el 85 % sobrepasan el presupuesto y el 63 % presentan defectos de calidad. «Los datos demuestran que diseñar un proyecto de manera integrada presenta una correlación directa con un aumento considerable del rendimiento y una reducción de las ineficiencias», explica Laquidara‑Carr. «Y una vez más, se constata que la clave para poder aprovechar todas estas ventajas es promover la colaboración desde el principio del proyecto».

De los datos se desprende que solo el 1 % de los propietarios implementaron herramientas de integración en los «proyectos típicos», pero que dichas herramientas sí fueron utilizadas en el 22 % de los «mejores proyectos» del sector. Al hilo de esto, se constató una química de equipo positiva en el 68 % de los «mejores proyectos», que contrastaba con el 10 % en el caso de los «proyectos típicos». Los equipos estaban bien integrados en el 61 % de los «mejores proyectos», pero solo en el 9 % de los «proyectos típicos».

Los datos indican que cuando todas las partes interesadas —propietarios, contratistas y empresas— se integran en una «gran sala» virtual que facilita la colaboración como si se tratara de un mismo equipo, el sector AEC funciona mejor. Una «gran sala» virtual es el término que utilizan para referirse a una plataforma online unificada de comunicación y colaboración.

El Building Information Modeling (BIM, o ‘Modelización de información de edificios’) fue anunciado en su momento como una solución a la fragmentación, pero la experiencia del sector en este sentido no siempre ha sido positiva.

Tim Beckett, director de Beckett Rankine, una consultora de ingeniería civil y naval especializada del Reino Unido, ha recibido el encargo de diseñar el túnel del río Támesis, de 25 km de longitud y 7,4 m de diámetro. El «Super Sewer» (‘superalcantarillado’), que ha sido presupuestado en 4200 millones de libras (unos 5 mil millones de euros), alcanzará una profundidad de 65 metros.

Los sistemas BIM estándar pueden ser «engorrosos de usar, caros de adquirir y requieren conocimientos técnicos especializados», explica Beckett. Sin embargo, sí ve positivo un sistema basado en la nube, ya que no solo ofrece las ventajas y la funcionalidad del sistema BIM, sino que también pone la información a disposición de muchas más personas de distinta cualificación.

«El túnel del Támesis está previsto que esté operativo durante más de un siglo, así que todos los datos deben ser compatibles con tecnologías futuras», comenta Beckett. «Una solución basada en la nube para gestionar proyectos a este nivel garantizaría a todas las partes implicadas un acceso sencillo, fácil, económico, permanente y trazable a los datos que necesiten hoy y en el futuro».

CONTINENTES UNIDOS

«Las simulaciones visuales y los datos de alta resolución son necesarios para analizar detenidamente proyectos muy complejos», argumenta John Cerone, director de diseño y construcción virtual del estudio de arquitectos neoyorkino SHoP Architects. «El sistema BIM estándar está pensado para las prácticas de construcción tradicionales, pero las constructoras se están dando cuenta de que un sistema unificado 3D de alta calidad y basado en la nube les ayuda a ganar más dinero a través de la eficiencia».

Según Cerone, que la industria acabe aceptando un sistema unificado para gestionar los datos de los proyectos de construcción solo es cuestión de tiempo. «La construcción ocupa un papel tan grande en la economía mundial que se podrían ahorrar muchos miles de millones mejorando la eficiencia». En este sentido, SHoP constata un gran interés por parte de las constructoras que desean aprovechar las ventajas de un enfoque unificado.

Sustituir procesos lineales por las prácticas de trabajo concurrentes de un sistema unificado acelera el proceso desde el diseño hasta la fabricación y aporta una mayor precisión, además de garantizar automáticamente más rigor financiero. «Si las compañías de automóviles pueden saber cuánto acero lleva un coche con una precisión micrométrica, ¿por qué no tener esa información de un edificio?», se pregunta Cerone.

En un proyecto actual, Botswana Innovation Hub, un símbolo icónico que encarna la firme apuesta de Botswana por el I+D, SHoP ha logrado este nivel de cooperación digital entre continentes. Según Cerone, las ventajas son claras: «rapidez y eficiencia, una precisión absoluta de fabricación y un riguroso control presupuestario».

«Un nuevo paradigma basado en modelos 3D, que incentiva la innovación, genera mayores beneficios y ayuda a hacer mejores edificios, se abre paso en el sector AEC», señala Cerone. «La industria se está transformando, y es emocionante formar parte de ello». ◆

por Nick Lerner Ir arriba