COMPASS MAGAZINE #15

SOLUCIONES AVANZADAS Los valores compartidos mantienen a Olympus por delante de la competencia

El nombre Olympus es sinónimo de endoscopios. Esta empresa con sede en Tokio disfruta de casi un 70 % de cuota de mercado, una cifra que parece destinada a seguir creciendo en el futuro. ¿Cuál es la clave de su éxito? Akihiro Taguchi, responsable de negocio del departamento de sistemas médicos de Olympus Corporation, analiza las estrategias de crecimiento de la empresa.

Akihiro Taguchi se muestra categórico: sacrificar la calidad para reducir costes o acortar los plazos de entrega simplemente está fuera de toda consideración. «Si el dispositivo no es lo bastante bueno para usarlo con tus seres queridos, no lo fabriques ni lo vendas», afirma Taguchi, responsable de negocio del departamento de sistemas médicos, dirigiéndose a los nuevos empleados de Olympus Corporation.

Esta decidida apuesta por la calidad es la que ha llevado a esta empresa de Tokio a dominar el mercado mundial de los endoscopios. La división de sistemas médicos de Olympus Corporation es la encargada de diseñar, fabricar y comercializar los endoscopios –y el instrumental complementario– que sirven para explorar el interior del cuerpo humano. 

Los endoscopios son un instrumento vital para que los médicos puedan descubrir lesiones en una fase temprana de la enfermedad y tratar al paciente con un método mínimamente invasivo. Esto reduce la carga económica y psicológica sobre el paciente, y facilita su recuperación. A nivel macroeconómico, dado que el gasto público per cápita en servicios médicos aumenta constantemente en todo el mundo, la reducción de costes que se consigue gracias a un diagnóstico precoz y un tratamiento mínimamente invasivo se erige como un factor decisivo.

MEJORAR EL DESARROLLO DEL PRODUCTO

Un endoscopio está formado por un tubo de unos pocos milímetros de diámetro que se introduce en el cuerpo y se utiliza para observar y tratar el tejido, pero mejorar el diseño no pasa simplemente por reducir el diámetro del tubo. Para los médicos, el hecho de que el dispositivo sea fácil de manejar es tan importante como lo pequeña que sea la zona de inserción, ya que ambos aspectos determinan la operatividad (para los médicos) y contribuyen en última instancia a reducir el malestar en el paciente.

Olympus ha ideado varias formas de recabar las opiniones de los facultativos y de incorporarlas en el diseño de sus productos. Una de ellas es entrevistarles directamente para conocer las dificultades a las que se enfrentan y las ideas que proponen para solucionarlas. En ocasiones, cuando a un ingeniero de la división de desarrollo se le ocurre una idea o inventa una tecnología, se la presenta a los profesionales médicos para que confirmen si podría funcionar.

Este fue el caso, por ejemplo, de la tecnología de imágenes de banda estrecha (NBI, Narrow Band Imaging) desarrollada por Olympus. Es difícil distinguir claramente las lesiones y el tejido sano en una imagen con luz normal. La tecnología NBI alterna la luz azul, fácilmente absorbida por la hemoglobina de los tubos capilares cerca de la superficie de la piel, y la luz verde, fácilmente absorbida por la hemoglobina de los vasos sanguíneos más lejos de la superficie. 

«SI EL DISPOSITIVO NO ES LO BASTANTE BUENO PARA USARLO CON TUS SERES QUERIDOS, NO LO FABRIQUES NI LO VENDAS.»

AKIHIRO TAGUCHI RESPONSABLE DE NEGOCIO DEL DEPARTAMENTO DE SISTEMAS MÉDICOS, OLYMPUS CORPORATION

Cuando la luz pasa a través de un filtro especial, los vasos sanguíneos superficiales y los vasos sanguíneos profundos se pueden distinguir por los colores. Esto hace más fácil encontrar el incremento característico de los vasos capilares causado por enfermedades como el cáncer. «Si se encuentran lesiones causadas por cáncer u otras enfermedades en su fase inicial, a veces es posible evitar la cirugía abdominal», señala Taguchi. 

SERVICIO E INFRAESTRUCTURA

La posición dominante de Olympus Corporation en el mercado se explica también por la formación que la empresa proporciona a los técnicos para que aprendan a manejar un endoscopio, además de por su amplia red de servicios de reparación y mantenimiento. Si un endoscopio deja de funcionar, el tratamiento se interrumpe. Para evitar esto, Olympus ha desarrollado una red de servicios globales que ofrece la sustitución de productos y reparaciones exprés. Olympus forma a sus representantes para que puedan ofrecer servicios de reparación, lo que eleva a 200 los centros de reparación repartidos por todo el mundo.

«Especialmente en los países emergentes, en lugar de simplemente implantar el producto, hay que pensar en la formación y en los servicios de reparación; si no el mercado no se expandirá», explica Taguchi. «Los endoscopios son instrumentos delicados que se utilizan a diario, y si no se utilizan y guardan correctamente, se pueden romper; pero [desde la perspectiva de los médicos] son un instrumental prácticamente estándar. Si los productos se rompen, hay que repararlos rápidamente para proteger la vida del paciente. Por eso, el fabricante no debe limitarse únicamente a suministrar el producto. El verdadero punto fuerte de Olympus es su infraestructura de servicios de reparación y mantenimiento.»

Todas las empresas deben encontrar el justo equilibrio entre calidad, costes y rapidez de lanzamiento. La gestión del ciclo de vida del producto (PLM), que comprende desde la etapa del concepto original hasta el final de la vida útil del producto, permite a las empresas introducir nuevos productos en el mercado y mantener los ya existentes. Los organismos reguladores de algunos países establecen que deben transcurrir dos o tres años antes de poder comercializarse un producto, y que este debe recibir soporte durante al menos veinte años.

Por eso, Taguchi hace tanto hincapié en la calidad y en el soporte del producto cuando se dirige a sus empleados: «No dejéis que salga de esta empresa ningún producto a menos que estéis dispuestos a que sea utilizado en el tratamiento de un ser querido».”

por Kenji Tsuda Ir arriba