COMPASS MAGAZINE #15

RELACIONES INTERNACIONALES La traducción oral automática abre las puertas a una nueva era de la comunicación

La tecnología que permite traducir de un idioma hablado a otro, conocida como «traducción oral automática», puede transformar la manera en que nos comunicamos. Gracias a los recientes avances tecnológicos, los investigadores están realizando rápidos progresos para desarrollar herramientas que nos permitan comunicarnos de forma fluida y natural con interlocutores que hablen otros idiomas.

En ciencia ficción, el traductor universal que permitía la comunicación instantánea entre las diferentes culturas de Star Trek fue inventado alrededor del año 2150. Pero en el mundo real puede que la fecha no sea tan lejana.

En el congreso anual sobre medios y tecnologías Code Conference, celebrado en mayo de 2014, Microsoft mostró por primera vez en público su traductor de Skype. Hablando en inglés, Gurdeep Singh Pall, vicepresidente corporativo de la compañía de videochats en línea Skype, y Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, conversaron con la empleada de Microsoft Diana Heinrichs, que hablaba alemán; la aplicación tradujo su conversación en tiempo real.

Estas demostraciones han captado la atención del público, lo que ha impulsado a equipos de investigación de todo el mundo a desarrollar herramientas de traducción que nos ayudarán a entendernos mejor, sea cual sea el idioma que hablemos.

A la larga, este tipo de herramientas podría acabar con muchos de los problemas que afectan a los viajes internacionales, al comercio global y a la comunicación intercultural, permitiendo eliminar barreras sin poner en peligro las diferencias culturales.

PRESENTE IMPERFECTO

Las últimas herramientas de traducción oral automática combinan numerosas tecnologías, como los nuevos métodos de aprendizaje de redes neuronales basados en el comportamiento del cerebro humano que va mejorando a medida que aprende.

De todos modos, se sigue trabajando para aumentar la exactitud de las traducciones orales automáticas en tiempo real. Aunque el promedio de palabras incorrectas, que era del 20 % en 2010, se ha logrado reducir al 12 % en 2013, los ordenadores todavía no son capaces de controlar todos los aspectos de la conversación.

«En la actualidad, la traducción oral sigue siendo bastante literal», explica Sean Colbath, científico principal de Raytheon BBN Technologies, una filial con sede en Massachusetts (EE. UU.) de Raytheon, el gigante aeroespacial y de defensa, especializada en acústica, procesamiento de señales y otras tecnologías de la información. «No reconoce referencias culturales ni tiene en cuenta el contexto o las ambigüedades. Por ejemplo, puede atascarse con un nombre o traducirlo literalmente. O si alguien pregunta cuándo vendrá el autobús y luego pregunta cuánto cuesta, el sistema no conectará las dos frases y por tanto no entenderá que esa persona está preguntando por el precio del billete del autobús.»

Aun así, la tecnología de la traducción oral automática ha hecho enormes progresos.

GRANDES ESPERANZAS

Las tecnologías de traducción oral, que hasta ahora solo generaban aplicaciones muy específicas, se están generalizando y están atrayendo a los grandes inversores. Facebook, por ejemplo, ha adquirido la compañía que ha diseñado la aplicación de traducción oral Jibbigo; Google ha incluido en Google Translate la traducción oral de 80 idiomas, y AT&T Labs, la división estadounidense de I+D de la multinacional de las telecomunicaciones de AT&T, está realizando investigaciones con motores de reconocimiento de voz, traducción y síntesis de voz en la nube.

«Las tecnologías relacionadas con la traducción oral automática han mejorado notablemente», afirma Srinivas Bangalore, especialista técnico de AT&T Labs. «Es posible que las máquinas nunca lleguen a producir traducciones absolutamente fieles y sin errores, pero unos servicios prácticos con una buena interfaz de usuario podrían paliar esas limitaciones. De hecho, ya existen servicios así que son de una gran utilidad.»

«LA TRADUCCIÓN ORAL AUTOMÁTICA PUEDE REVOLUCIONAR LAS COMUNICACIONES EMPRESARIALES INTERNACIONALES ELIMINANDO PRÁCTICAMENTE TODAS LAS BARRERAS IDIOMÁTICAS.»

OLIVIER FONTANA DIRECTOR DE MARKETING DE PRODUCTO DEL TRADUCTOR MICROSOFT/BING, GRUPO DE TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA DE MICROSOFT

CONVERSACIONES DEFINIDAS

En la actualidad, la traducción oral automática ofrece los mejores resultados cuando el tema de conversación está bien delimitado y la tecnología está preparada para tratarlo. «La traducción oral automática no puede captar las sutilezas de la comunicación, como el contexto, el lenguaje corporal o las emociones», explica Neil Payne, director de marketing de la agencia de traducción inglesa Kwintessential. «Pero puede tener aplicaciones específicas como, por ejemplo, permitir la comunicación entre un médico y un paciente hablando sobre temas bien definidos.»

Lo mismo opina Alan Black, informático y experto en síntesis de voz del Language Technologies Institute de la Universidad Carnegie Mellon (Pittsburgh, EE. UU.). «En la actualidad, la traducción oral automática resulta especialmente útil en situaciones en las que es necesario comunicarse con personas que no hablan el mismo idioma, como en las operaciones de rescate internacionales», explica. «Por ejemplo, supongamos que estamos atendiendo a unos refugiados birmanos. La facultad de medicina de la ciudad les proporciona asistencia médica, pero los médicos no hablan su idioma y no hay suficientes traductores disponibles. En estas situaciones, la traducción oral automática resulta muy útil.»

Cuando se utiliza esta tecnología en estos contextos específicos, se logra una experiencia que se puede aprovechar para desarrollar otras aplicaciones.

«Hemos desarrollado una tecnología de traducción oral automática para el ejército estadounidense», añade Sean Colbath, de Raytheon BBN. «Nuestra investigación pretende descubrir cómo funciona la traducción oral automática. Pero, aparte de las aplicaciones militares, estamos trabajando en otras áreas, como las fronteras y aduanas. Los temas de conversación pueden ser más amplios —los viajeros pueden enfermar, solicitar asilo o pedir información—, pero siguen siendo limitados. Nos estamos centrando en introducir datos sobre el contexto y el significado para que la conversación resulte fluida.»

ELIMINAR BARRERAS

A medida que aumenten los parámetros de la tecnología, también lo hará su capacidad de transformar la comunicación para que se adapte a un amplio grupo de usuarios.

«La traducción oral automática puede revolucionar las comunicaciones empresariales internacionales eliminando prácticamente todas las barreras idiomáticas», asevera Olivier Fontana, director de marketing de producto del traductor Microsoft/Bing del grupo de traducción automática de Microsoft en Redmond, (Washington, EE. UU.). Aaron Davis, lingüista computacional y director técnico de Lingotek, proveedor de herramientas de traducción automática con sede en Lehi (Utah, EE. UU.), también está convencido de ello. «Si se combina con tecnologías de comunicación en tiempo real por Internet, la traducción oral automática puede generar aplicaciones interesantes para llevar a cabo videoconferencias de varios usuarios a nivel internacional», apunta. «Si proporcionamos traducción o subtítulos a personas que se sienten más cómodas hablando otro idioma, tenemos la confianza de que el mensaje se está transmitiendo con mayor exactitud.»

Davis cree que la tecnología de traducción oral automática también puede generar aplicaciones muy útiles para el sector del entretenimiento. «Los jugadores de videojuegos ya utilizan mensajes de audio, pero también podrían comunicarse por chat traducido automáticamente con sus compañeros de juego situados en el otro extremo del planeta.»

Otra aplicación que promete es la posibilidad de estrechar vínculos personales. «La traducción oral automática ofrecerá nuevas oportunidades para que la gente pueda comunicarse con familiares y amigos que viven en otros países», añade Fontana. «Por ejemplo, una abuela en China podrá conversar con sus nietos en el Reino Unido aunque no hablen el mismo idioma.»

CONEXIÓN CULTURAL

Parece lógico que pensar que la traducción oral automática hará que se pierda interés en aprender otros idiomas, pero según los investigadores esto no es algo que vaya a ocurrir, al menos de momento. «En las investigaciones sobre la traducción oral automática se aprecian ventajas en el ámbito cultural», añade Davis. «Cuando la gente no se ve obligada a aprender inglés para comunicarse, tiende a preservar mejor su cultura, empezando por el idioma.»

Srinivas Bangalore, de AT&T Labs, cree que la tecnología de traducción oral automática fomentará la comunicación entre personas de diferentes culturas. «Si dispone de tecnologías de este tipo, la gente querrá comunicarse con personas que hablen otros idiomas, lo que les permitirá ensanchar su horizonte lingüístico y cultural», afirma.

Fontana comparte la misma opinión. «La tecnología de la traducción oral automática democratizará y desmitificará el aprendizaje de idiomas, porque permitirá que la gente hable con otras personas con las que nunca se habría podido comunicar. También dará confianza a los estudiantes de idiomas a la hora de probar sus conocimientos.»

«A LA LARGA PODREMOS MANTENER CONVERSACIONES INFORMALES, PORQUE ES LO QUE QUIERE LA GENTE Y SE ESTÁ INVIRTIENDO EN ELLO.»

ALAN BLACK EXPERTO EN SÍNTESIS DE VOZ, LANGUAGE TECHNOLOGIES INSTITUTE DE LA UNIVERSIDAD CARNEGIE MELLON

FUTURO PROGRESIVO

Aunque la traducción automática en tiempo real y sin errores aun queda lejos, esta tecnología se está expandiendo y abarca cada vez más situaciones comunicativas.

En este sentido, Davis previene frente a una posible actitud conformista en el desarrollo de la tecnología. «Si aceptamos que la traducción puede tener fallos e implantamos la aplicación de forma general, nos quedaremos estancados en un determinado nivel y ya no seguiremos perfeccionándola», avisa. «Puede que la tasa de error sea solo del 10 %, pero se perderán los matices, y ese 10 % puede ser vital para garantizar la comunicación.»

Alan Black, de la Carnegie Mellon University, cree que, mientras se mantenga el interés, la tecnología oral automática seguirá desarrollándose para superar las expectativas y cubrir nuevas necesidades. «Al igual que ocurre con otras aplicaciones de inteligencia artificial, iremos superando barreras a medida que avance la tecnología», añade. «Es posible que no alcancemos la perfección, pero a la larga podremos mantener conversaciones informales, porque es lo que quiere la gente y se está invirtiendo en ello.»

por Jacqui Griffiths Ir arriba